Agencia matrimonial rusas
Matrimonio con rusas
Rusas para casarse
Matrimonio rusas
Rusas para matrimonio
Rusas casarse
Mujeres rusas matrimonio
Novias rusas
Agencia matrimonial rusa
Tuyella en Twitter Tuyella en Twitter Tuyella en Google+


Las mujeres rusas tienen un caracter diferente de las mujeres occidentales


Las condiciones de vida y el estatuto de la mujer en Europa del Este hacen que su caracter sea un poco diferente del de las occidentales, pero no hay tampoco que creer que esto las hace muy diferentes del resto de las mujeres de Europa del Oeste.Todo está, por supuesto, ligado a la cultura rusa y al nivel de vida reinante desde los tiempos de la ex-URSS.
Examinemos punto por punto las diferencias y sus posibles orígenes. Pero no perdamos de vista tampoco que cada persona es única!

1) En general las mujeres rusas son más pacientes y más tolerantes que las mujeres occidentales. Esto se debe al hecho de que en Rusia las palabras claves para la familia son la dependencia y la ayuda mutua. La familia rusa se construye sobre este principio de dependencia: los rusos son muy apegados a los miembros de su familia. Esto se debe en gran parte a las condiciones de vida: las familias rusas viven en pequeños apartamentos donde co-habitan 2 o 3 generaciones. Durante la época soviética, nadie podía comprarse un apartamento ya que estos eran puestos a disposición gratuitamente por el estado para cada persona durante todo el período en el que trabajaba (solo debía pagar por los trabajos de mantenimiento del edificio). Las normas de atribución eran estrictas: entre 5 a 8 metros cuadrados por persona! Una familia que tenía dos hijos del mismo sexo, sólo podía tener acceso a un apartamento de unos 30 metros cuadrados (cocina, baños y sala de estar no eran tenidos en cuenta para los cálculos). Una mujer divorciada con un hijo solo podía tener un apartamento con una sola pieza! En nuestros días las cosas han cambiado e hipotéticamente todo el mundo tiene el derecho a comprar su propio apartamento (el estado ya no distribuye ningún apartamento de manera gratuita). El problema es que comprar un apartamento es casi imposible para la mayoría de los rusos si tenemos en cuenta que el salario promedio es de unos 50 euros por mes! Vivir en pequeños apartamentos con los hijos y los padres obliga a cada uno de los miembros de la familia a una buena dosis de compromiso y de respeto por las reglas familiares y por la vida en comunidad.
Cada uno tiene sus propios límites en lo que respecta a la paciencia y a la tolerancia pero se puede decir que las mujeres rusas en general tienen una resistencia mucho más fuerte. Un pequeño conflicto banal y cotidiano, que resultaría insoportable para una mujer de europa del oeste, no lo será en lo absoluto para una mujer rusa, quien no le dará mayor importancia. Si tuvieramos que encontrar una metáfora para describir esto, podríamos decir que una mujer de occidente tiene un termómetro que resiste hasta treinta grados mientras que el de una mujer rusa alcanza los noventa grados! Esto es lo que explica en parte que las mujeres rusas tienen una capacidad mayor que sus hermanas occidentales para controlar situaciones relacionales conflictivas y que los matrimonios hipano-rusos sean más sólidos
La mujer rusa no dejará nunca que la situación se degrade hasta llegar a un punto de no-retorno. Cuidado! Esto no significa tampoco que ella va a sacrificar su punto de vista y daros la razón siempre! Ella va a intentar ver las cosas desde un punto de vista diferente de manera que su posición sea respetada sin tener que llegar al conflicto abiertamente: a sus ojos, el resultado es más importante que las maneras. Usted no se dará ni siquiera cuenta de que ella ha obtenido lo que quería!

2) Las mujeres rusas tienen una falta de confianza en ellas mismas y son más dependientes de sus maridos que las mujeres occidentales.Esto se debe a que son víctimas desde hace decenas y decenas de años de discriminaciones sexuales y de una falta de respeto y de consideración por parte de los hombres: su honor ha sido en muchos casos escarnecido. Y por si esto fuera poco, la sociedad rusa no fomenta la entrada de las mujeres a puestos de responsabilidad dentro de la comunidad.

3) Las mujeres rusas son más femeninas que sus pares occidentales. Mientras que las jóvenes occidentales llevan puesto a menudo los mismos pantalones y las mismas sudaderas que los hombres, una mujer rusa no tiene problema en ponerse los talones altos y caminar por los empedrados (es todo un arte!) o pasearse con minifalda aunque haga frío. Las mujeres rusas son muy coquetas: intentan vestirse según la moda y maquillarse aunque no tengan el dinero para hacerlo. En invierno, ellas continuan siendo elegantes aunque esto signifique no llevar sombrero o ponerse medias finas. En el trabajo, las mujeres rusas están a menudo vestidas como la mujer española lo hace para ir a cenar a la casa de algún amigo o para una fiesta.
Las mujeres rusas se maquillan mucho, tanto como las americanas y mucho más que las españolas (una moscovita dedica treinta porciento de sus entradas a los cosméticos). Hay que reconocer que algunas exageran un poco y se parecen a las muñecas coloreadas!

4) Las mujeres rusas son más tradicionalistas en lo que respecta a la distribución de roles según el sexo. Recientemente se ha hecho la primera encuesta sobre este tema entre mujeres de europa del este y de europa occidental (alrededor de 2000 jóvenes de entre 13 y 25 años fueron interrogadas). Este sondeo internacional, dirigido por Anna Stetsenko del Instituto de psicología de la Universidad de Berna, mostró que mas jóvenes occidentales priorizan la familia y los hijos mientras que para las mujeres rusas cuya prioridad es dada a sus carreraas profesionales. En Suiza, el orden dado tanto por los hombres como por las mujeres, según interés decreciente pasa por la pareja, la carrera, los hijos y poseer una casa. Esto quiere decir que al contrario de lo que uno podría pensar, no hay nada de cierto en la idea de la mujer rusa que piensa sólo a ser sumisa a su amable marido!

5) Las mujeres rusas no comparten las ideas feministas occidentales y prefieren conciliar el oficio de agradar y el de triunfar en la vida. En Europa occidental, la prensa se cuestiona todo el tiempo si las mujeres deban dedicarse a criar a sus hijos o hacer una carrera profesional.,mientras que las mujeres rusas (un poco por obligación) se ocupan bien de las dos cosas: desde hace ya unas cuantas generaciones, han aprendido a hacerse cargo de los niños y a trabajar fuera del hogar. En Rusia, una mujer es a la vez médica, política, conductora de bus, o policía… y se ocupa de todas estas tareas diferentes con la misma feminidad con la que cría a sus hijos!